Me gustó especialmente lo acogedor que resulta y, por supuesto, su propuesta gastronómica... el salmón ahumado casero, la ensalada de bacalao, la tortilla de patata gratinada, el pulpo con manzana...y el postre...ummm!!! torrijas de arroz con leche con helado casero de queso...además, lo acompañamos con diferentes copas de vino sugeridas por el sumiller... y todo por 22€!!! tapas, medias raciones, raciones... resultó una propuesta diferente en la ciudad de los pintxos.